Conjuro: Método infalible para atrapar a un ladrón



«Escríbanse los nombres de los que residen en la casa, arrójense los trocitos de papel en un vaso lleno de agua y dígase en voz baja el siguiente encantamiento:

Aragon + Labilasse + Parandano + Eptalicon + Lambured +
+¡Yo te mando que me digas el nombre del ladrón!

Si el nombre del ladrón está en uno de los papeles, subirá a la
superficie. Si suben varios de ellos, es que hay cómplices».


Enchiridion

Como no me cabe duda de que lo van a poner en práctica este verano -que sí, Trikki, que eso le pasa por tener tantos cuñados hambrientos-, les aviso que el signo + no es un más sin más ni más, sino un signo de la cruz que deberán hacer con los dedos índices de su mano mientras piensan, o dicen en voz en voz bajita y gangosa en tono entre José Luis López Vázquez y Chiquito de la Calzada, «yo te lo conjuro por la gloria de mi madreeeel».

15 Revelaciones:

Anónimo dijo...

http://www.youtube.com/watch?v=fwEwc3B6e7g

Harry Sonfór dijo...

Oiga, pues muy científico no sé si es, pero convence. Estaba pensando ahora el malestar que tiene que producir escribir, supongamos, tres nombres: Manuel, Miguel, José, echarlos al vaso de agua, que salga uno a flote y que en lugar de Manuel, Miguel o José te aparezca escrito que el ladrón es el del butano.

Helter dijo...

Esto no está mal, digamos, para tenderle una trampa al ladrón y pillarle con las manos en la masa (cuántica), pero no sé yo qué juez lo admitiría como prueba... Bueno, igual Garzón sí.

Arkab dijo...

Oiga, Helter, ¿usted no cree que Dexter está muy delgado para comer tanto como come en la serie? No quiero ni pensar qué sería de wentgüito si comiese lo que come Dexter.

Helter dijo...

Hombre, Arkab, que en las películas no comen de verdad. ¿Usted cree que de otra forma habría sobrevivido Andrea Ferreol al rodaje de La grande bouffe? Si hasta los güisquis son Schweppes Spirit de té y sake.
Y Went que coma lo que quiera, que ha acabao el rodaje de la cuarta temporada y angelico mío se tiene que recuperar de tanto correr y correr y pasarlo mal.

Harry Sonfór dijo...

Este hombre está ahí preparando el viaje a Costantinopla o algo, que entra menos que el paparroma en un burdel satánico.

Helter dijo...

¿Cómo era el chiste ese de "Recuerdo de Constantinopla"? Jo, que el chistero oficial se nos ha ido de vacaciones...

Arkab dijo...

Que no, Helter, que en la primera temporada el Dexter era un auténtico zampabollos, que venga a comer donas y donas de verdad, que hablaba al mismo tiempo que las come y casi se atraganta un par de veces. Bien es verdad que en la segunda temporada ya le han dado un toque, como diciéndole «oye, que por ese camino te va a quedar menos cintura que al wentgüito de la Helter».

Oigan que lo de Constantinopla no lo he concretado todavía, que cada vez que voy a sacar los billetes, hala, un atentado no sé dónde de Estambul y la Pk. que semestresa y me dice que ella no va allí. Y estoy en un sacar los billetes o no, no vaya a ser que me los tenga que comer con patatas. Pero si todo va normal, lo más seguro es que sea del 2 al 7 de octubre.

Estoy liado en el trabajo, creí que como me quedaba solo esto iba a ser jauja, pero resulta que tengo que cogerle las llamadas hasta a la señora de la limpieza. Oj, qué cruz, ¿por qué llama la gente al trabajo si está de vacaciones? Y el intelnel lo pillo menos. Por lo demás, todo bien; con esta calor sólo me dedico a beber cerveza y a hacer el amor. Mucho. Ole.

Harry Sonfór dijo...

Oiga, pues si lo que está haciendo es beber cerveza y hacer el amor sin parar, no seré yo (y me quito las gafas como Jaime Peñafiel), la persona que le diga que se pase más a menudo por su blog. Usted siga, siga.
Pero por el amor de dios, pare un momento de vez en cuando, que ese no parar no puede ser bueno. Ay señor.

Arkab dijo...

Pues yo no sé si será malo, pero entretenido sí que lo es, sí. De todas formas, en cuanto pruebe el número de la lavadora -no seré yo el último ser humano (incluida Esperanza Aguirre) que se quede sin intentarlo- y me llegue algo de inspiración internetera, me pongo y actualizo el blosj.

Oiga, Harrysón, me acabo de escapar del trabajo y estoy aquí con mi Pk. en la piscina dando cuenta de un paté de aceitunas maño y las aceitunas negras aragonesas enteras, todo regado con un Planell de «Castell de Remei» (Costers del Segre) muy, muy fresquito y estaba yo diciéndome para muy adentro como si fuera San Juan de la Cruz a punto de levitar: «Dios Mío, si es verdad que existes, procura no interrumpirme en estos momentos».

Ole, ole y ole las aceitunas negras, el paté de aceitunas con rosquitas de pipa de girasol y el Castell de Remei, que además tojunto seguro que ni engordan. Ole.

Spanique dijo...

Jo, en la "pisci", aquí con lo que está cayendo, me voy a montar la piscina en el patio.

Nos teníamos que ir para Anglet y yo me he dicho, con este tiempo, tarari, asi que como Harry, estamos de vacaciones en casa.

(Qué también me viene bien porque tuve la semana pasada invitados en casa y estoy -aún- para el arrastre)

Harry Sonfór dijo...

Ole y ole y ole. Que vivan y vivan y ole y ole. Que no solo no engordan tojunto, que además definen y vigorizan. Recuerde que tanto las anchoas en aceite como los plátanos son buenos contra los calambres musculares producidos por el sobreesfuerzo.
Y cojo la manzana, muerdo la manzana y tiro la manzana pallá. Y ole y ole.

javier dijo...

Hola, navegando por la web me encontré con este blog que por cierto esta muy bueno, con un muy buen contenido, desde ya gracias y espero que le sigan poniendo tanta ganas como hasta ahora.

Su amigo de http://lomascodiciadodelplaneta.blogspot.com

Anónimo dijo...

Wow, that's crazy man. They should really try to do something to fix that.

Anónimo dijo...

http://www.msn.com/ - [url=http://www.msn.com/]msn[/url] msn
msn


The Goldfinch Carel Fabritivs (1654, año de su muerte)

Ernst Haeckel

Ernst Heinrich Philipp August Haeckel
(* 16. Februar 1834 in Potsdam; † 9. August 1919 in Jena)
war ein deutscher Zoologe und Philosoph.

Portraits

Lithographies

Kunstformen der Natur


El órgano fantasma

«Cuenta Montaigne que cuenta el piadoso Santiago de la Vorágine que en un pueblo de Alsacia vivía un hombre que tenía adherido a su cuerpo el cuerpo más pequeño de otro hombre, una especie de bebé descabezado que se clavaba a su huésped más grande a partir del cuello. Un médico peregrino se ofreció a extirpar la anomalía con ayuda de un cirujano local. Una vez concluida la operación, el paciente se mostró muy agradecido y contento. El médico peregrino no le cobró un céntimo y a cambio sólo le pidió que le dejara llevarse el cuerpecillo extirpado y convenientemente disecado para exhibirlo por doquier como prueba de su talento. Semanas después, el paciente empezó a dar señales de una terrible melancolía: decía seguir sintiendo la presencia de aquel cuerpecillo, como si aún lo llevara adherido a sus carnes y declaraba que su ausencia le hería el espíritu mucho más que otrora su presencia el cuerpo. Según algunos comentaristas, el hombre acabó vagando por la tierra como un alma en pena. Otros autores afirman que el paciente sencillamente murió de tristeza dos meses después de la cirugía. Respecto a la suerte del médico el veredicto de todos es unánime: pagó su vanidad con la muerte a manos de unos salteadores de caminos». Monstruos y fenómenos extraordinarios de la Edad Media, Patricio Ferrufino S.J.
Citado por Santiago Cárdenas